¿Qué batidora de vaso comprar?

Las batidoras de vaso son el complemento perfecto para una cocina; ya que te facilitarán el trabajo cuando quieras preparar batidos, sopas, cremas, salsas, granizados, etc. Y aunque no te ayudarán con algunos postres, pueden ir de la mano con otros electrodomésticos ya que no ocupan mucho espacio en la cocina. Ahora bien, ¿con todas las batidoras se pueden hacer las mismas preparaciones?

¡Negativo! Mientras que algunos modelos funcionarán perfectamente para hacer platos de cuchara, puede que esos mismos modelos sean completamente inútiles para un smoothie, por ejemplo. Por ello es indispensable tener en cuenta tres aspectos fundamentales para elegir qué batidora de vaso comprar: ¿con qué frecuencia la necesitas? ¿para qué tipo de comidas quieres utilizarla? Y lo más importante, espacio y presupuesto.

Una vez que tengas todo esto en cuenta, incluso puedes considerar modelos con funciones especiales, como las batidoras que tienen incluido un sistema de autolimpieza. ¡Vamos allá!

¿Para qué la vas a usar?

Como dije, las batidoras de vaso limitan un poco las preparaciones dulces que puedas hacer; sin embargo, si eres fan de los helados, smoothies dulces y los mousses, ten por seguro que podrás preparar todas las recetas que quieras.

Además, las comidas calientes (como sopas o cremas de verduras), humus, salsas, mantequilla de maní o aderezos para ensaladas son otras preparaciones que puedes hacer con una batidora de vaso.

Eso sí, si quieres un aparato que te ofrezca esa versatilidad, necesitas tener en consideración un presupuesto más amplio, que si, por ejemplo, solo necesitas una batidora para preparar batidos de frutas a temperatura ambiente.

Lo primordial es que busques un modelo con motor potente, y hojillas y vaso robusto (en cuanto a temperaturas y texturas), que pueda llegar a altas velocidades para no dejar grumos en tu preparación… ni que explote en el intento.

Tamaño, capacidad y materiales

La capacidad de una batidora de vaso puede oscilar entre los 0.5L y los 2L; actualmente, es posible encontrar tamaños para todos los gustos: portátiles con función recargable, para hacer smoothies dondequiera que vayas, o las de tamaño convencional. Si tienes suficiente espacio en la cocina puedes optar por la segunda opción, ya que, a mayor tamaño, esta podrá tener un motor más potente para triturar mejor los alimentos. Por otro lado, si prefieres un modelo portátil, considera uno de al menos unos 700W de potencia.

Respecto a los materiales, podrás encontrar vasos de plástico, de aluminio, de cristal o de acero inoxidable. A simple vista puede que los vasos de plástico parezcan una opción buena y económica; sin embargo, lo cierto es que solo servirían para hacer preparaciones sencillas (como batidos de frutas), de forma esporádica y, en cualquier caso, limpiarlos sería una verdadera pesadilla. La opción de mayor calidad y durabilidad es la de los vasos de acero inoxidable; ya que es un material indeformable, termoresistente y duradero, aunque no permite ver el proceso de triturado.

Hasta este punto, digamos que la opción Intermedia es la del vaso de cristal, que soporta cualquier temperatura y además es más fácil de limpiar.

Por último, además de un buen vaso termoresistente, del material que prefieras, lo ideal es que adquieras un modelo que cuente con una tapa con ventana; es decir, que pueda abrirse mientras estás triturando algún alimento para poder introducir más hielo, más fruta, más verdura, etc.

Muchas personas prestan mucha atención al tamaño del cable en los electrodomésticos; si bien, un cable largo ofrece aparente comodidad para colocarlos donde sea, la realidad es que los que son demasiado extensos suelen estorbar (y enredarse) cuando hay más electrodomésticos. Sencillamente, con un metro/metro y medio de cable, será suficiente para trabajar cómodamente con una batidora.

Potencia y funciones especiales

La potencia de un electrodoméstico es un factor clave en el que debes fijarte, sin duda. Al menos, en una batidora de vaso, lo es. Por ejemplo, si tu objetivo es hacer batidos con fruta, necesitas una batidora que sea lo suficientemente potente. No solo por el hecho de que quedarán menos grumos en tu preparación, sino que, además, darle demasiado trabajo a un motor débil terminaría por sobrecalentarlo, quemarlo y dañaría por completo la batidora.

Para triturar hielo, por ejemplo, la potencia mínima que necesita una batidora de vaso es de al menos 800W.

Otro motivo por el que debes elegir una batidora potente es que esto te permitirá contar con opciones especiales, como un selector de velocidades, función de pulsaciones o función turbo:

  En algunos modelos encontrarás hasta 6 opciones de velocidad, que, por lo general, se utilizan cuando necesitas agregar alimentos paso a paso e ir ajustando la densidad de la mezcla. Otros modelos más sofisticados, en lugar de tener niveles de potencia, cuentan con funciones automáticas de batido que pueden identificar el tipo de alimento que vas a triturar, como verduras, carne o frutas.

  La función turbo, por el contrario, es ideal para alimentos más duros/consistentes, como el hielo. Y es una función que suele estar presente en la mayoría de los modelos, sean de gama alta o no.

  Autolimpieza. Si bien esto no tiene nada que ver con la potencia que necesitará la batidora, es cierto que es un gran punto a favor y muy atractivo para muchos… aunque también conlleva un sacrificio para algunos bolsillos. De cualquier manera, si buscas una batidora más sencilla, al menos asegúrate de que su vaso pueda desmontarse completamente para que puedas limpiarla con mayor cuidado y facilidad.

  Modo silencioso. Algunos modelos cuentan con cubiertas insonorizadas que limitan satisfactoriamente el sonido que emite la batidora al funcionar. Otros estilos de batidora, simplemente, incluyen un motor silencioso que reduce el ruido al mínimo. Aunque en cualquier caso el no se eliminará por completo, hará mucho si en algún momento se te antoja un batido de chocolate a las 2 a.m., o si tienes un bebé, está dormido y necesitas preparar el biberón.

  Función de vacío: Esta función, relativamente nueva en las batidoras, permite eliminar el aire del vaso/recipiente antes de comenzar a triturar los alimentos. La ventaja de esta función es que los nutrientes, el color y el sabor de los alimentos se conservará por mucho más tiempo; aunque su función de vacío es óptima hasta un 75%, ya que no aplica tanta potencia como una verdadera máquina de envasado.

Tipo de cuchillas

En el mundo de las batidoras hay poca variedad de cuchillas; sin embargo, es posible encontrar modelos con 4, 6 y hasta 8 cuchillas dispuestas en forma de hélice (en varias direcciones) para que los alimentos puedan triturarse correctamente.

Por supuesto, además de las cuchillas es necesario que la batidora cuente con un motor potente que permita aplicar la fuerza suficiente para triturar cantidades grandes de alimentos, ajustar la velocidad, etc.

Generalmente, las cuchillas están hechas de acero inoxidable, aunque también podrás encontrar otras elaboradas con aluminio o similares. Lo ideal es que elijas un modelo que cuente con cuchillas de acero inoxidable y que, además, sea desmontable para que no queden restos de comida entre ellas y tengas mayor seguridad al limpiarlas.

Motor

El motor de una batidora debe ser lo suficientemente potente (vatios) para licuar grandes cantidades de comida rápidamente, pero sin que este pierda su sabor o sus nutrientes. Mientras mayor potencia tenga el motor de una batidora, mayor será su precio; sin embargo, esto también puede considerarse como una inversión a largo plazo, ya que será un electrodoméstico duradero.

Actualmente es posible encontrar en el mercado modelos sencillos para hogares, de unos 300W de potencia, otros más sofisticados de unos 700W u 800W de potencia, hasta modelos de batidoras industriales, que pueden tener más de 1500W de potencia.

Tipos de batidoras de vaso

Además de las batidoras convencionales, actualmente es posible encontrar modelos de batidoras para usos determinados: las portátiles, las de vaso individual y las que tienen función de cocción.

Batidoras de vaso portátiles

Estas batidoras tienen capacidad para una bebida exclusivamente, y el uso más habitual que tiene es en gimnasios, campings o similares. El sistema de funcionamiento de estos modelos está impulsado por una pequeña batería en su base, la cual tiene la capacidad de triturar alimentos semiduros, como el kiwi, bananas, fresas y similares.

Lo positivo de estos modelos es que son bastante cómodos de trasladar y que pueden cargarse a través de cables USB, además de ser fáciles de limpiar y no ocupan mucho espacio en la mochila.

Batidoras de vaso individuales

En este caso, una batidora de vaso individual esta diseñada para hacer preparaciones sencillas, rápidas y con ingredientes fáciles de triturar. Por lo general su recipiente (vaso) es muy reducido, por lo que alcanza para hacer bebidas para una o dos personas. De igual forma, este tipo de batidoras no cuentan con mucha potencia para funcionar; la mayoría de ellas no pasa de los 250W o 300W de potencia.

Batidoras de vaso con función de cocción

Este tipo de batidoras suelen ser de gran capacidad, de unos dos litros, y también de mucha potencia, unos 1000W en adelante. Aunque no son batidoras industriales, su funcionamiento se asemeja mucho al de una batidora industrial, ya que tritura los alimentos muy rápido, correctamente y además incluye otras funciones especiales, como las de una vaporera o medidor de ingredientes. Con estos modelos será fácil realizar sopas o papillas calientes para bebés, por ejemplo.

Vasos para batidoras sin BPA

Una de las ventajas de comprar una batidora con vaso de acero inoxidable o cristal es que podrás evitar el PBA (o Bisfenol A); una sustancia química que se encuentra en la mayoría de los envases de plástico que se utilizan a diario en restaurantes y hogares.

Este compuesto/material, presente en el plástico, es contraproducente para el sistema inmunológico del organismo y, a largo plazo, puede causar daños en el cerebro, el sistema endocrino, en el sistema circulatorio, entre otros. Hoy en día, algunos países como China, Australia y Canadá prohíben el uso de este material; sin embargo, no todas las marcas y modelos tienen esta condición. Si, en caso de que elijas un modelo con vaso de plástico que contenga Bisfenol A, asegúrate de que no entre en contacto con calor, ya que esto libera dicho componente tan dañino para la salud.

De cualquier forma, lo mejor es que inviertas en un modelo libre de BPA, no solo por seguridad, sino porque podrás asegurarte de que será posible preparar más recetas frías o calientes, y de que tendrás un electrodoméstico más duradero.

Ventajas y uso de las batidoras de vaso

Una batidora de vaso es un electrodoméstico práctico, fácil de usar y muy rentable a la hora de cocinar, ya que te permite ahorrar tiempo y esfuerzo. Con este aparato podrás comer sano en tiempo record, además de ahorrarte la mitad del tiempo en tareas de limpieza.

Son cientos los usos que se le pueden dar a una batidora de vaso: hacer batidos, aderezos, salsas, sopas, cremas, granizados, helados, etc.

¿Puedo picar ingredientes congelados en mi batidora de vaso?

¡Sí! Con una batidora potente, de unos 700W, será sencillo triturar ingredientes como hielo, bayas, plátanos e incluso helado, sin necesidad de utilizar agua o líquidos para ello. De igual forma, el líquido ayudará a que estos se mezclen o trituren un poco más rápido, así como para aligerar la densidad de la mezcla.

¿Qué puedo hacer si se sale el líquido de mi batidora de vaso?

Por lo general este tipo de problemas no ocurre si las cuchillas y la rueda fijadora de la base están bien apretadas. Asimismo, cuando la goma de la tapa está bien colocada esto no debería suceder. Si la mezcla de tu batidora se sale al comenzar a triturar, comienza por revisar estos dos lugares.

Ahora bien, si todo está bien apretado, pero el líquido sigue saliendo, es probable que:

  Hayas llenado mucho el vaso de la licuadora

  Que tengas demasiada potencia para el tipo de alimento que estás triturando

  Que debas cambiar las gomas de la tapa/base porque se han desgastado y no presionan lo suficiente.

Si estás haciendo una preparación en tu batidora de vaso y no cuentas con una tapa con ventana, evita echar alimentos mientras está en funcionamiento, ya que podrías hacer un gran desastre en la cocina.

¿Cuántas velocidades son recomendables en las batidoras de vaso?

La mayoría de las batidoras del mercado tienen solo tres selectores de velocidad: baja, media y alta. En los modelos más sencillos podrás encontrar esta característica, la cual puede ser igualmente útil para hacer cualquier tipo de preparación.

Por otro lado, otros modelos más sofisticados incluyen las funciones turbo o pulse, que es para lograr una textura específica o para hacer preparaciones con ingredientes congelados.

En cualquier caso, cualquier batidora puede ser una excelente opción, siempre y cuando tenga la suficiente potencia. Ahora bien, mientras más niveles de velocidad tenga, será más fácil adaptar las preparaciones a los diferentes ingredientes. Algunos modelos cuentan con hasta 6 velocidades, además del turbo y el pulse.

Batidoras de vaso profesionales

La diferencia entre estos modelos y los convencionales está en su potencia y en la resistencia de sus materiales, básicamente.  Esto, por supuesto, se traduce en la durabilidad de la batidora y en la calidad de los batidos, cremas u otras preparaciones que quieras realizar.

Otro punto a favor para las batidoras de vaso profesionales es que, con ellas, por lo general, se pueden hacer muchas preparaciones frías o calientes, por lo que ahorrarás dinero en comprar varios electrodomésticos, consiguiendo mucho con solo uno.

¿El vaso de cristal es mejor que el de plástico?

Ambas opciones tienen sus pros y sus contras. Por ejemplo, los vasos de plástico son los más accesibles de conseguir, aunque serán más difíciles de limpiar y con el tiempo terminarán durando menos que los vasos de otro material.

En el caso de los vasos de cristal, estos son un poco mejores, ya que son termoresistentes, conservan mejor el sabor de los alimentos y además son completamente fáciles de limpiar; sin embargo, también pueden suponer un riesgo al momento de hacer preparaciones calientes o, simplemente, si el vaso llega a caerse y romperse.

Además de los vasos de estos materiales, es posible encontrar vasos de acero inoxidable. Este material es mucho más duradero que el cristal o el plástico, es mucho más seguro y, además, son muy fáciles de limpiar. El mayor problema con estos accesorios es que es más difícil controlar la preparación, ya que la visibilidad es completamente nula.

 

Probamos
Logo